• [email protected]

Medición in-situ de parámetros para aguas

Por Equipo Hanna | Hace 5 meses 13 mins en Aplicaciones | Comentarios

Al hablar de calidad de agua; ya sea en vertimientos, tratamientos de depuración, potabilización o cualquier otro uso, es imprescindible utilizar métodos normalizados para determinar una serie de parámetros fisicoquímicos en las fuentes de agua. Esto tiene como objeto asegurar que el valor de estos parámetros se encuentra dentro del intervalo establecido en la legislación vigente.

Puesto que la alteración de la calidad del agua puede ser provocada tanto por efectos naturales como por actividad humana; ya sea de carácter industrial, agropecuario, doméstico o de otra índole, no es de extrañar que el análisis de los parámetros de calidad del agua se deba realizar a todo tipo de aguas, sin importar su origen.

Algunos de los parámetros que se emplean para determinar la calidad del recurso hídrico pueden realizarse in situ; es decir en el lugar, midiéndose directamente en el cuerpo de agua de interés. Dónde además de analizar dichos parámetros, también se suele recolectar una muestra representativa de agua; ya sea puntual, compuesta o integrada para su posterior análisis en un laboratorio.

Algunos de los parámetros más utilizados para determinar la calidad del agua, y que pueden determinarse tanto en laboratorios como in situ son los siguientes:

  • pH, potencial de hidrogeno.
  • EC, conductividad eléctrica.
  • Temperatura.
  • OD, oxígeno disuelto.
  • Cloro libre.

Estos parámetros se evalúan inicialmente en la fuente hídrica, lo que otorga una lectura representativa y puntual de la calidad de la misma. Es importante realizar estos análisis en terreno debido a que este tipo de parámetros pueden ver afectados por la temperatura, oxidación química / biológica, conservación y transporte, dando lugar a resultados de veracidad cuestionable en análisis posteriores.

¿Cómo ayuda Hanna Instruments al monitoreo “in-situ” de aguas?

Un laboratorio de análisis de agua, contactó a Hanna Instruments en busca de un instrumento que le permitiera realizar mediciones de pH, EC, OD y °T en varias zonas de un rio. El cliente enfatizaba en la necesidad de un medidor robusto y resistente para trabajo en campo, además de permitir el almacenamiento de datos para cada punto de muestreo.

El asesor técnico comercial le dio a conocer el equipo a href="https://www.hanna-aqua.com/productos/medidor-multiparametrico-de-ph-orp-ce-od-presion-degt">HI 98194, medidor multiparamétrico de pH /ORP/EC/TDS/salinidad/OD y temperatura, especializado para el monitoreo de aguas. El equipo consta de un único cuerpo y sonda de 4 metros con tres electrodos dispuestos para el análisis de parámetros in situ; el medidor cuenta con certificación IP67 mientras que la sonda posee certificación IP68, lo que garantiza su manipulación en campo, sin temor a filtraciones que afecten la vida útil del equipo, sonda o electrodos.

Como característica adicional el medidor permite almacenar lecturas de modo continuo por intervalos de 1 segundo hasta 3 horas, especial para el monitoreo de un efluente, donde se puede acceder a las lecturas guardadas mediante el uso del software HI 920015 y cable USB – PC (incluidos) donde se muestra el nombre con fecha y hora, junto con los resultados y graficas que permiten obtener el comportamiento de cada parámetro en un intervalo de tiempo. Por último, mediante la función GLP (Good Laboratory Practice), el cliente puede conocer el estado del equipo y electrodos después de cada verificación mediante el uso de soluciones estándar que Hanna provee para cada parámetro.

Gracias a este equipo el cliente logró determinar la calidad del agua mediante el análisis de los parámetros in situ. Lo que le garantizó cumplir con las demandas de la legislación y generar reportes confiables tanto para el cómo sus usuarios finales.

Comentarios